20110410

REPRODUCCIÓN ASISTIDA

¿En qué consisten las técnicas de reproducción asistida?

La reproducción asistida es el proceso que permite la fertilización mediante técnicas que incluyen la manipulación de los gametos de uno o ambos sexos con la finalidad de obtener embarazo.

Las técnicas de reproducción asistida son distintos procedimientos destinados a ayudar de forma artificial a que se produzca la fecundación y la implantación del embrión, para lograr, de esta forma, el embarazo deseado. 


¿Cuales son las diferentes técnicas?

Las técnicas de reproducción asistida son la inseminación artificial y la fecundación in vitro FIV 

Inseminación artificial (IA): Es una técnica de reproducción asistida sencilla que consiste en el depósito de espermatozoides de manera no natural en el aparato reproductor de la mujer con el fin de conseguir un embarazo.

Fecundación In Vitro (FIV): Es una técnica de reproducción asistida que consiste en la extracción de los óvulos de la mujer por punción a través de la vagina y su fecundación con los espermatozoides del varón en el laboratorio. Los embriones se depositan, pasados unos días, en el útero materno mediante transferencia intrauterina.

Dentro de los procesos de Fecundación in Vitro, se encuentran el llamado Método ROPA (Recepción de Óvulos de la Pareja), este proceso supone la posibilidad de hacer una transferencia de ovocitos entre las parejas de mujeres lesbianas, una mujer cede el óvulo que será fertilizado e implantado en su pareja que llevará adelante la gestación.

A día de hoy, la Ley no recoge de manera expresa la posibilidad de la cesión de gametos entre las parejas de mujeres casadas. La normativa vigente habla, en lo referente esta técnica, de “marido”, “varón no casado” y “paternidad”, lo que está produciendo en algunos casos “interpretaciones restrictivas”.

Recientemente se ha presentado una proposición no de Ley que aspira a reformar la Ley 14/2006 de 26 de mayo sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida. El objetivo que persigue es “garantizar de manera explícita el acceso a dichas técnicas por parte de las parejas casadas del mismo sexo”. Y al igual que ya se pronunciase al respecto la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida, se sustituyan los términos mencionados por los de “cónyuge”, “persona no casada” y “filiación”, respectivamente.






¿Qué método es el más adecuado para conseguir un embarazo?

La adecuación del método elegido ha de hacerse de forma personalizada teniendo en cuenta criterios biológicos, protocolos clínicos y preferencias personales.

  
¿Podemos acudir a la Seguridad Social para conseguir un embarazo?

Las Técnicas de Reproducción asistida están financiadas por el Sistema Nacional de Salud. Para poder acceder a estas técnicas es necesario solicitar la derivación a través del Médico de Atención Primaria   a la unidad de Ginecología o a la Unidad de Reproducción Asistida del hospital de referencia. A partir de ese momento, se realizarán diversas pruebas hormonales para iniciar el proceso. El número de IA y FIV son limitados dependiendo de la comunidad autónoma.

¿Cómo elegir la Clínica de Reproducción Asistida?

Actualmente existe una gran cantidad de centros especializados en Técnicas de Reproducción Asistida, por tanto, debemos visitar por lo menos dos o tres para comparar la información que nos proporcionan, no siempre la información y los protocolos son iguales y es importante hacernos una idea clara de lo que nos ofrecen.
Antes de asistir a la primera entrevista es interesante llevar pensadas las dudas o preguntas que tengamos y que nos las despejan totalmente.
Casi todas las clínicas cuentan además con su propia página web dónde ya podemos hacernos una idea inicial y preparar bien está primera entrevista.
Asimismo, resulta muy importante saber si la clínica elegida está registrada en Registro de Centros y/o Servicios sanitarios autorizados y homologados del Ministerio de Sanidad para no tener problemas con el certificado para la inscripción registral.


¿Es posible guardar semen del donante para siguientes donaciones?

Sí, cabe la posibilidad de reservar muestras de semen de un determinado donante por parte de la mujer receptora que haya tenido ya un recién nacido como consecuencia del uso de las muestras de ese donante, para ello debe hacérselo saber al equipo médico.

Las excepciones y limitaciones a la conservación de la muestra para futuros embarazos vienen dadas por el número de embarazos exitosos conseguidos con la muestra de semen y que en ningún caso podrán exceder de seis, por la inexistencia de más muestras congeladas y por la baja del donante en el banco de semen.



¿Existe algún problema si no estamos casadas?

En la Ley 3/2007, de 15 de marzo, Reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas, se reconoce el derecho de las lesbianas a poder registrarse como madres siempre que están estén casadas y hayan accedido a la maternidad por las Técnicas de Reproducción Asistida.

En el caso en que la pareja no esté casada los hijos/as solo se podrán registrar como hijos/as de la madre biológica, la otra madre tendrá que recurrir posteriormente a la adopción o al reconocimiento judicial de la filiación para ver reconocidos sus derechos legales como madre. Actualmente sin el vínculo matrimonial el proceso puede ser largo e incierto.

¿Qué tramites son necesarios para realizar la inscripción registral de las hijas e hijos de madres lesbianas?

Para realizar la inscripción registral del recién nacido es necesario aportar:

·         Libro de familia que acredite el matrimonio entre ambas mujeres.

·         Certificado de la Clínica dónde se realizaron las técnicas de reproducción asistida y en la que se especifique:
               
§         Nombre de la madre biológica.

§         Nombre de la madre no biológica donde se especifique que prestó su conformidad con la aplicación de dichas técnicas a su esposa, antes de iniciar el tratamiento.

§         La Clínica debe ser un centro legalmente registrado, autorizado por la administración competente (Comunidad Autónoma) en virtud de una resolución dictada en un expediente en fecha determinada, debiendo reflejarse estos datos en el certificado.


Cuando se produzca el embarazo y antes del nacimiento, la madre no biológica efectuará una comparecencia ante el registro civil, consintiendo que se determine a su favor la filiación respecto del nacido.

Este requisito, obviamente discriminatoria para las parejas lesbianas, está teniendo desigual seguimiento por parte de los diferentes registros civiles. El consejo que dan los expertos legales es que se realice dicha notificación independientemente de la obligatoriedad o no que cada registro determine (para evitar problemas posteriores).  O en su defecto acudir al Registro antes del nacimiento para solicitar por escrito la documentación que se exige presentar.

Seguidores: