20110410


ADOPCIÓN

1 - ¿Qué es la adopción?

La adopción es una medida de protección que se aplica al niño/a o adolescente que ha sido declarado “susceptible de ser adoptado" por la autoridad judicial (bien por la cesión, inhabilidad o abandono del cuidado parental), para proporcionarle una familia estable que le permita crecer y desarrollarse adecuadamente, en un ambiente de protección y afecto.
La adopción restituye al niño/a su derecho a tener una familia definitiva, otorgándole la calidad de hijo/a respecto de los/as adoptantes desde el punto de vista legal, con todos los derechos que ello implica y sin ningún tipo de diferencia respecto de los hijos/as biológico/as. 


2 - ¿Podemos adoptar en España las parejas homosexuales?

En el caso de estar casadas sí, desde la regulación del matrimonio entre personas del mismo sexo (ley 3/7/20005) la ley no establece ninguna distinción entre las parejas heterosexuales y homosexuales. También es posible, en algunas comunidades con derecho civil propio, adoptar para las parejas de hecho.

Por supuesto, también puede adoptar una persona soltera.







3 - ¿Dónde debemos dirigirnos para tramitar nuestra solicitud?

Todas las medidas de protección de los menores están transferidas a las comunidades autónomas, por tanto, la solicitud de adopción nacional se debe presentar ante las autoridades encargadas de dicha protección de la comunidad autónoma correspondiente (generalmente, las Consejerías de Bienestar Social).
Podéis informaros previamente en las páginas web de vuestra comunidad, donde se da amplia información sobre todos los trámites.

4 - ¿Qué requisitos debemos cumplir?

De conformidad con el art. 175 del Código Civil, los adoptantes deben reunir los siguientes requisitos:

-Ser mayores de 25 años (basta que uno de ellos haya alcanzado dicha edad).

-Que la diferencia máxima de edad entre adoptado y adoptante no sea superior a 40 años (se hace la media de edad en caso de pareja).

-Haber presentado la correspondiente solicitud en el Registro de Adopciones.

-Poseer unas condiciones psico-pedagógicas y socio-económicas mínimas como pueden
ser:
o   Que el medio familiar reúna las condiciones adecuadas para la atención del menor respecto a su salud física y psíquica (situación socio-económica, habitabilidad de la vivienda, disponibilidad de tiempo mínimo para su educación).

o   En el caso de cónyuges o personas que convivan habitualmente de hecho, que exista una relación estable y positiva (se valora convivencia mínima de 2 años).

o   Que existan motivaciones y actitudes adecuadas para la adopción.

o   Que exista voluntad compartida por parte de ambos en el caso de ser cónyuges o parejas de hecho.

o   Que exista aptitud básica para la educación de un niño.

o   Será negativo que los solicitantes condicionen la adopción a las características físicas, al sexo o a la procedencia socio-familiar de los menores, así como la ocultación o falseamiento de datos relevantes para la valoración por parte de los solicitantes.

De hecho, la adopción nacional es un camino lento y casi inexistente, dado el pequeño número de adopciones que se dan en nuestro país. Las listas de espera, aunque varían entre comunidades, suelen ser de varios años e incluso en algunas están cerradas.

Para más información sobre la adopción en la Comunidad de Madrid

5 - ¿Podemos acceder a la adopción Internacional las parejas homosexuales?

La adopción internacional para parejas homosexuales es prácticamente inexistente. En los países en los que está permitida, prácticamente no hay niños para adoptar.
Por lo tanto, está vía habría que descartarla.

6 - ¿Podemos adoptar internacionalmente como soltero/a?

Sí, sin embargo, se están poniendo muchas limitaciones a la adopción por parte de personas solteras.  Las opciones posibles en estos momentos Rusia, Ucrania, Vietnam, algunos países africanos y sudamericanos.

Hay que tener en cuenta que el matrimonio previo de la pareja imposibilita el inicio de un expediente de adopción internacional como familia monoparental.

En caso de conseguirse la adopción por parte de un miembro de la pareja, se procedería a realizar la coadopción por el otro miembro.

El procedimiento más sencillo sería casarse e iniciar una “adopción de los hijos del cónyuge”, que resulta mucho más rápido y fácil que la adopción normal. No es necesario el certificado de idoneidad e incluso puede realizar sin intervención de abogados, aunque es recomendable acudir a un profesional si no se está familiarizado con los procedimientos y el lenguaje jurídicos.

7 - Soy padre/madre soltero/a; si me caso, ¿puede mi pareja ser padre/madre legal de mi hijo si no está reconocido por otro cónyuge?


Efectivamente, una vez casados tu marido o mujer puede ser el padre o madre legal del niño pero previamente deberá adoptarlo. Es un tramite muy sencillo para el que no es necesario abogados. Es suficiente con que se presente la petición ante el juzgado del lugar de residencia de los interesados.

Esta petición consiste en un escrito (puedes encontrar un modelo de este escrito aquí) en le que se manifiesta el deseo de adoptar acompañado de toda la documentación posible que demuestre que se está ejercido de padre/madre del menor.

Una vez presentada en el registro del juzgado esta petición (es necesario llevar al menos 4 copias) el juez reclamará a ambas partes a una vista oral con la juez en la que, en esencia, se ratificará de viva voz que todo lo dicho en el escrito es cierto. Despues, el expediente, pasará a la fiscalía de menores, la cual tendrá la ultima palabra (en algunos casos se solicitan revisiones psico-sociales de los padres/madres y dependiendo de la edad, del menor a adoptar)

Con la sentencia final será necesario registrar al adopatado en el Registro Civil con los nuevos apellidos. Es importante que se solicite la incripción en una nueva partida de nacimiento nueva en la que figure como hijo/hija de ambos/as.

8 - ¿Qué pasos debo seguir para iniciar una adopción internacional?

Es necesario acudir a la Consejería de la comunidad autónoma en la que residimos para que nos informen de todos los trámites y de las ECAIs autorizadas en dicha comunidad ya que aunque cabe la posibilidad de realizar la adopción internacional “por libre”, lo más conveniente es dirigirse a una de estás agencias que son entidades colaboradoras que realizan funciones de mediación en una adopción internacional. Están reguladas por el Decreto 207/1996 de 5 de septiembre.
Su función principal es la de desarrollar actividades de información y asesoramiento, recabar la documentación necesaria para la confección del expediente de adopción internacional, así como realizar todo el proceso de legalización de documentos, remisión al país, acompañamiento y ayuda en el país, y en general todo lo necesario hasta llevar el proceso de adopción a término. Siempre han de estar bajo el control de los órganos competentes de cada Comunidad Autónoma. 
Para más información de la Comunidad de Madrid

9 - ¿Qué es el acogimiento familiar?

El Acogimiento Familiar es una media de protección para aquellos/as niños/as que no pueden vivir con su familia, por encontrarse en situación de riesgo o desamparo, en la que se le proporciona una familia sustituta de forma temporal o permanente, evitando así su ingreso o permanencia en centros de acogida, cediendo la guarda a dichas familias acogedoras
El Acogimiento familiar es competencia de las Comunidades Autónomas, quienes ostentan la tutela y guarda de los menores en estas situaciones, variando los criterios de adjudicación, idoneidad así como los plazos y las formas de acogimiento de unas Comunidades a otras.

En la Comunidad de Madrid existen tres tipos de acogimiento familiar:

1.  Acogimiento familiar simple: es de carácter transitorio, puesto que se prevé a corto plazo la vuelta del menor a su propia familia cuando se resuelvan las condiciones que han dado lugar a la separación provisional, o bien en tanto se adopta una medida de protección que tenga un carácter más estable.

2.  Acogimiento familiar permanente: es una medida más estable de duración indefinida. En este caso, no se prevé o no es deseable el retorno del menor a su entorno familiar a corto o medio plazo.

3.  Acogimiento familiar preadoptivo: tiene como finalidad la adopción. Es necesario que el menor presente una situación jurídica adecuada para su adopción y que los acogedores cumplan todos los requisitos para ello. El acogimiento preadoptivo puede utilizarse con dos objetivos: durante la tramitación judicial de la adopción cuando ésta se eleva al juez de forma inmediata a la entrega del menor o, en determinados supuestos cuando es preciso asegurarse del éxito de la medida antes de presentar al juez la demanda de adopción.

10 - ¿Podemos acoger las parejas homosexuales?

Por supuesto, tanto las casadas como las convivientes, así como personas solas.
Por desgracia, a diferencia de la adopción en la cual una vez conseguidos todos los trámites los/as solicitantes pasan a una lista de espera con número de expediente que hace posible saber el tiempo aproximado de espera, en el acogimiento familiar la idea es que se “busca” una familia adecuada para cada niño/a.
Eso hace que sean las entidades encargadas de gestionar el acogimiento (Macy y Meniños, en el caso de la Comunidad Autónoma de Madrid) las que proponen a las Comisiones de Tutela el posible acogimiento del menor por una determinada familia, lo que hace imposible saber el tiempo de espera hasta llegar a realizar el acogimiento.
Aunque no podemos afirmar taxativamente que sea así (ya que las distintas administraciones no facilitan los datos oportunos), si podemos decir que, desde nuestra asociación, hemos detectado que el tiempo de espera en el caso de las parejas homosexuales suele ser más largo que para las parejas heterosexuales.

11 - ¿Qué tenemos que hacer para poder acoger a un/a menor?



En el caso de la Comunidad de Madrid (es similar en la mayoría) los pasos que tendría que dar serían:

1 - Solicitar una reunión informativa, en la que se proporciona la información inicial dirigida a aquellas personas y familias interesadas en conocer en qué consiste el acogimiento familiar.

2 - El ofrecimiento, para formalizarlo es necesario cumplimentar la solicitud correspondiente y entregarla junto con la documentación que figura en la misma.

3 - Estudio psicosocial, con objeto de garantizar la idoneidad de la familia solicitante. Se lleva a cabo a través de dos entrevistas como mínimo con distintos profesionales (psicólogo y trabajador social) y una visita domiciliaria. Al término del estudio se elaborará el oportuno informe técnico.

4 - Curso de formación. Una vez realizado el estudio, deberán asistir a un curso de formación, durante el cual se abordan cuestiones relacionadas con el procedimiento, las motivaciones de los acogedores y las características de los niños/as susceptibles de ser acogidos/as.

5 - Aceptación del ofrecimiento y formalización del acogimiento.

A la vista del informe y de la correspondiente propuesta, la Comisión de Tutela del Menor valorará las circunstancias que concurran en cada caso, acordando la aceptación o no del ofrecimiento y la inscripción, en caso de aceptación, de la familia en el Registro de Familias Acogedoras, hasta que se produzca, en su caso un ofrecimiento adecuado para formalizar un acogimiento.
La inclusión en el Registro únicamente supone el reconocimiento administrativo de la idoneidad para recibir a un menor en acogimiento, pero en ningún caso se entenderá como el reconocimiento del derecho a que se produzca efectivamente.


Para ampliar más información:


12 - ¿Qué tenemos que hacer para registrar a nuestro futuro hijo/a?



La ley reconoce el derecho de las lesbianas a poder registrarse como madres, siempre que estén casadas y hayan accedido a la maternidad por las Técnicas de Reprodución Asisistida.

Para realizar la inscripción registral del recién nacido es necesario APORTAR al registro civil del domicilio conyugal:

- Libro de familia que acredite el matrimonio entre ambas mujeres

- Certificado de la Clínica dónde se realizaron las técnicas de reproducción asistida y en la que se especifique:
               
o   Nombre de la madre biológica.

o   Nombre de la madre no biológica y que especifique que prestó su conformidad con la aplicación de dichas técnicas a su esposa, antes de iniciar el tratamiento.

o   La Clínica debe ser un centro legalmente registrado, autorizado por la administración competente (Comunidad Autónoma) en virtud de una resolución dictada en un expediente en fecha determinada, debiendo reflejarse estos datos en el certificado.

·  La madre no biológica efectuará una manifestación consintiendo que se determine a su favor la filiación respecto del nacido, es decir, que se proceda a inscribir al bebé con la filiación materna biológica, determinada por el cuestionario, y la filiación materna matrimonial de la compareciente, aunque a nivel registral no existe diferencia alguna entre ambas madres.

Sin embargo, en algunos registros se pide la MANIFESTACIÓN ANTE EL ENCARGADO del Registro Civil del domicilio conyugal de la madre no biológica de que consiente en que cuando nazca el niño/a de su cónyuge, se determine a su favor la filiación (disposición adcional 1 de la ley LEY 3/2007, de 15 de marzo, que modifica el  art. 7 de la ley 14/2006 de mayo).
Aunque la ley no es específica al respecto (ya que indica “podrá manifestar” en vez de “deberá manifestar”) y resulta claramente discriminatoria para las lesbianas, en muchos registros se exige este requisito para la inscripción por parte de las dos madres. Por tanto, la recomendación de los expertos jurídicos es que, para evitar problemas, se haga dicha manifestación previa al nacimiento.

13 - Vamos a ser madres pero no estamos casadas, ¿podremos registrar a nuestro/a futuro/a hijo/a?



No, solo podrá inscribirlo la madre biológica, ni siquiera estando registradas como pareja de hecho (salvo en Cataluña y Navarra), la otra madre tendrá que recurrir posteriormente a la adopción para ver reconocidos sus derechos legales como tal.
La presunción de maternidad, respecto a la madre no biológica, sigue siendo una de nuestras reivindicaciones fundamentales.


14 - ¿Qué podemos hacer como padre y madres lgtb?

Entendemos que como madres y padres tenemos que ofrecer a nuestros hijos un entorno estable que les permita vivir felizmente su realidad. Estamos convencidas/os de que esta normalización sólo puede ser conseguida desde la visibilidad, la participación, la reivindicación y la educación.

A nuestros hijos e hijas hemos de otorgarles un marco de seguridad y legitimidad social, participando en la comunidad escolar y en los espacios sociales que nos sean posibles de una manera abierta y sin complejos, y no perdiendo de vista las reivindicaciones para conseguir que las leyes nos protejan e igualen.

Lo que no se ve parece no existir, es necesario hacernos visibles.

Estas acciones han de darse en varios niveles:

   - En el ámbito familiar, social, escolar, diario más cercanos.

   - En el ámbito público (medios de comunicación, aparición de nuestro modelo familiar en películas, series, libros…)

   - En el ámbito político y de reivindicación social nutrido por la existencia de asociaciones y grupos Lgtb implicados en los mismos.

El asociacionismo busca el fortalecimiento para denunciar y combatir la homofobia persistente en nuestra sociedad de manera explícita o implícita y el empoderamiento de las personas que las conforman.

15 - ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir el colegio de nuestra/o hijo/a?

Pues como para cualquier otra familia, las recomendaciones generales a tener en cuenta son:

     - Visitar el centro y entrevistarse con los responsables del mismo.

     - La cantidad de alumnos/as y docentes por aula.

     - El proyecto educativo de la institución (cómo trabaja el colegio, los idiomas que enseña, actividades especiales, adaptaciones y seguimiento de las dificultades en el aprendizaje y/o conducta).

     - La distribución de los tiempos (jornada simple, completa u optativa).

     - El equipo de Orientación psicopedagógica y psicológica.

     - Las posibilidades de participación para padres y madres en la organización del centro y en actividades.

     - El abordaje de posibles conflictos entre los/as alumnos/as

     - Las dimensiones, equipamiento, orden, limpieza, seguridad etc.

     - Aspecto económico, en el caso de los concertados o privados (cuotas y matrículas, pagos extras, progresión de las cuotas entre niveles).

Sin embargo, nos parece importante señalar que para nuestras familias tenemos que tener muy en cuenta la ideología y los valores que la sustentan, ya que algunas instituciones de carácter privado tienen idearios contrarios a nuestros intereses como familias lgbt.

Respecto al ámbito escolar, constatamos que en nuestro país aún nos queda camino por recorrer. El actual sistema educativo (LOE) no ha logrado el objetivo de dar una educación en valores de la que poder sentirnos orgullosas/os. La educación en diversidad afectivo-sexual y en la diversidad familiar no está asegurada en el currículum académico educativo. 

Por ello resaltamos la importancia de tenerlo en cuenta en la elección del centro.

16 - ¿Nuestros/as hijos/as pueden tener problemas en el colegio a causa de su familia?



No tenemos referencias de casos de discriminación en los colegios, por lo menos significativos, ni por parte de los/as socios/as de Galehi ni de personas afines. Aunque si que ha habido sutiles formas de no aceptar a niños/as en algún colegio privado o algún indicio de discriminación hacia colectivos minoritarios como el nuestro.

Resulta de gran importancia animar y solicitar en los centros educativos de nuestros/as hijos/as que se trate la diversidad familiar de una manera amplia y sin prejuicios.

Es importante participar activamente en los centros escolares a través de los Ampas, mantener contacto regular con los/as tutores/as, solicitar materiales escolares donde se recoja dicha diversidad.

La experiencia demuestra que la forma más positiva de encarar el desconocimiento es con la visibilidad. Como madres y padres tenemos que valorar si queremos ser nosotros quienes afrontemos dicha visibilidad o se lo dejamos a nuestros/as hijos/as.













Seguidores: